miércoles, 18 de abril de 2012

La ciudad


Calles anchas, coches gritando furiosos a los otros para que se den prisa. Edificios altos, majestuosos. Comercios, bancos, cajas de ahorros… La sede de una ONG rompe ese pomposo ambiente capitalista. Personas de diferentes formas, de diferentes mentes, creencias, ideologías… caminando por la misma acera pero sin prestarse más atención de la requerida para no chocarse los unos con los otros. Y ella. Parada en medio de ese bullicio de personas sin rostro, sin aparente alma. Los observa, les habla. Nadie le devuelve la mirada, nadie le contesta. Acaba gritándoles. Pero al parecer lo hace en silencio. En un silencio escalofriante. Tampoco nadie le contesta. Al cabo de un rato vuelve a ser invadida por una ola de tranquilidad, de aparente sosiego. Les dirige otra mirada, cargada de pena. Se compadece de cada uno de ellos. Por desperdiciar su vida. Por desperdiciarla en cosas que no merecen la pena. Todo tiene un coste de oportunidad en esta vida; siempre hay algo a lo que renuncias por hacer otra cosa y a veces… a veces ese coste de oportunidad es demasiado caro, pero imperceptible cuando se lleva una venda gruesa, negra, en los ojos. Y a veces solo somos conscientes de ese coste de oportunidad cuando es demasiado tarde. Por eso ella suspira, se da media vuelta y se dirige hacia ese lugar. Hacia donde quiere estar.

Reacciones:

7 comentarios:

  1. Precioso, simplemente precioso lo que acabas de escribir, hay algo con lo que me identifiqué mucho, ella gritaba en un lugar lleno de gente, pero sin embargo es como si estuviera sola, gritándole al silencio por que las palabras se las lleva el viento. Eso me gusto mucho, aunque si te digo la verdad si que me he sentido así, no creo que sea la única pero bueno..
    por cierto, otra vez te doy las gracias por pasarte a veces por mi blog y comentar, siempre serás bienvenida:) y tb gracias por permitir que te cuente todo eso, estoy casi segura de que mañana hablaré con el y bueno ya sabes lo que te dije.. aunque me cuesta mucho, en fin, un beso preciosa^^ que tengas un lindo día mañana :3

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, la imagen también y la nueva cabecera!

    xxxx

    ResponderEliminar
  3. Nunca te sentirás sola mientras en la multitud me encuentres presente :)

    Hacía tiempo que no me pasaba, y me han gustado las últimas entradas, además de la cabecera nueva ^^ Muy elegante ;)

    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  4. A veces el precio a pagar es demasiado alto. ♥

    ResponderEliminar
  5. Bueno, encontré tu blog en los comentarios de otro blog y la verdad es que no me arrepiento de haber entrado, yo también me siento identificada con esta entrada.. tienes una nueva seguidora =D

    Sería genial que te pasaras por mi pequeño mundo y me dijeras qué te parece, solo si te apetece. Besossss <3

    PD el diseño del blog es la leche! me encanta

    http://leyendasveladas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. ¿Y tiene sentido vivir así? No solo con los ojos vendados sino también con el corazón. Yo creo que eso no es vida ni es nada. Vivir a medias le llamaría yo.

    ResponderEliminar
  7. Nyah, adoro todo lo que escribes ^^ La sociedad en la que vivimos es demasiado egoísta, encima se centran en cosas que son estúpidas, que realmente no tienen nada de valor. Y lo peor de todo es que, cuando intentas ir contra corriente y cambiar un poquito el mundo, la gente desprecia lo que haces por ellos.
    Por desgracia, la gente es feliz en su ignorancia.

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer todo lo que quieras decirme, siempre y cuando sea desde el respeto :)