lunes, 30 de abril de 2012

Sin nada



Te despiertas una fría mañana de invierno y te quedas observando el blanco techo que te observa en silencio. Ni una sola mancha. Ni una grieta. ¿Pero acaso te importa? En absoluto. Te cuesta salir de la cama y no por sueño, ni por vagueza, si no por frío. Un frío que te cala hondo y que tarda en abandonarte. Y llegas al baño, enciendes la luz y te miras al espejo. “Necesito un café.” Piensas. […] El resto del día es tranquilo. Palabras que escuchas, actos que observas… nada diferente. Pero hay algo oculto dentro de ti, algo que si que es diferente a otros días y es la reflexión, la inquietud. 

Llega un momento en la vida en el cual te tienes que replantear todo aquello en lo que crees, todo aquello que eres y todo aquello que algún día te gustaría llegar a ser, o hacer. Y ese día, para ti, ya ha llegado. ¿Cómo? Lo más seguro es que ni siquiera tu lo sepas. Pero piensas y piensas y desechas creencias que ahora se te antojan inútiles, sin fundamento alguno. Y acoges ideas nuevas, más coherentes con tus gustos actuales, con tu ideología. Llevas ya meses así y sabes que algunos meses más pasarán hasta que tengas todo claro, hasta que por fin sepas quien eres y hacia a donde vas. Pero ya has dado el primer paso, y es el de querer mejorar, el de querer ser más tú y menos aquella persona que una sociedad ha construido a base de mentiras, de sutiles manipulaciones. Sabes que están siendo unos meses caóticos, unos meses de dormir poco y de dormir mal y que a lo mejor no tiene nada que ver una cosa con la otra, pero te da igual, porque al fin y al cabo lo que te importa es mejorar. Ser más… tú.
Reacciones:

7 comentarios:

  1. Te tenía muy abandonada con eso de no escribir en mi blog, la entrada me ha hecho llorar por que es como si te hubieras metido dentro de mi y hubieras escrito lo que hay en mi cabeza. Genial, como escribes, como expresas todo, sencillamente genial
    besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Cada vez que leo un entrada en tu blog, tengo esa sensación que me encanta de estar dentro de una historia, tienes wow una capacidad increíble de transmitir sensaciones y sentimientos pero a la vez meter al lector dentro de ellas... si escribieras un libro lo compraría :D

    FELICIDADES!! Un blog de 10

    ResponderEliminar
  3. Pasa más de dos veces en la vida...
    más de ...


    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  4. Cuanto positivismo, me hacía falta leer una entrada tan así, tan preciosa*-*
    Besos, y estoy segura que conseguirás ser quien eres y no quien la sociedad ha querido que seas!

    ResponderEliminar
  5. Sólo decirte (una vez más) que me ha gustado esta entrada :) Que sepas que me acabas de describir.. que has escrito los últimos meses de mi vida... Sólo espero que no me falte mucho más para tenerlo todo claro.
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  6. Siento la tardanza en contestar, no sé pero creo que con los comentarios esos que me dejas a veces en alguna entrada, siendo que todos los míos son mediocres comparados con los tuyos, pero bueno a lo que iba, me encantó este texto.. cuantas veces hemos querido encontrarnos a nosotros mismos o perdernos para que nadie nos encontrase.. hmm y la primera parte me recuerda a algo que me pasó hace tiempo, no igual pero era parecido.. y la cantidad de veces que me he preguntado que será de mi dentro de unos años, moriré?.. ni idea. Bueno no te aburro más.. gracias por pasarte, un beso:)

    ResponderEliminar
  7. Vaya entrada.. creo que muchos de nosotros estamos ahora mismo realizando ese "cambio", yo me siento tan rara como si estuviera mudando mi piel cual serpiente, mi madre dice que parece que estoy con la menopausia por mis cambios de humor, pero es que me como tantísimo la cabeza, y tengo tanta prisa por hacer tantas cosas que no puedo hacer, que me agobio..
    Me ha encantado esta entrada, porque describes a la perfección cómo me siento =)

    http://leyendasveladas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer todo lo que quieras decirme, siempre y cuando sea desde el respeto :)