lunes, 19 de agosto de 2013

Regreso


¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde la última vez que estuve aquí? Días, semanas... meses. Lo había dejado pensando que ya había pasado esta etapa, que necesitaba otra cosa; otro nombre, otra temática. Un sitio en el cual poder dejar cualquier cosa que quisiese: un texto, un pensamiento, una reseña o un crítica: absolutamente cualquier cosa. No funcionó. No lo hizo porqué no sentía apego hacia ese blog. No era Poesenthya Cocco. Esta noche volví a entrar a ese sitio, llevada por a saber qué pensamiento, y me encontré un comentario nuevo en mi última entrada. Era de una antigua blogger que seguía fervientemente y que ella me seguía a mi: Yaiza. Sus palabras removieron algo, me despertaron de cierto letargo "bloguil". Volví a visitar este blog, mi pequeño. Releí entradas, me acordé de los buenos momentos, reflexioné un poco y me pregunté: ¿por qué no renovar éste? ¿Por qué no editarlo y dejarlo tal cual yo quería pero guardando ese pasado y ese cariño entrañable que sentía por él? Y al final, decidí, algo más que obvio teniendo en cuenta esta entrada. Y aquí estoy, con nombre nuevo -sin perder el Cocco, por supuesto- en el mundo blogger, ya que fuera lleva siendo mi seudónimo desde hace un tiempo.

He decidido que algunas de las entradas de ese otro blog, de ese hijo bastardo al cual aún queriendo y ofreciéndole mi apellido, no conseguí darle el cariño necesario, las traeré aquí, aunque sea para darle cierta importancia a su existencia. 

Creo necesario despedirme ya y ponerme manos a la obra al traslado y a la mudanza de esas proezas y otros textos, que alguno que otro tengo guardado por allí, aún cuando la inspiración lleva tiempo sin visitarme, algo que, nuevamente, no es de extrañar.

Un abrazo a toda aquella persona que me lee, se acuerda de mi y se alegra de mi regreso.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de leer todo lo que quieras decirme, siempre y cuando sea desde el respeto :)