lunes, 8 de agosto de 2011

Explosión



Hay veces que una persona llega a un punto en el cual no puede más; un punto que es como una advertencia: o cambias, o tu vida seguirá para siempre jamás siendo una mierda.

Yo he llegado a ese punto. Un punto en el cual necesito cambiar para poder avanzar, para no seguir pegada en el mismo sitio viendo como mi vida va avanzando sin que yo pueda tomar mis propias decisiones. 
Además... me miro al espejo y la imagen reflejada no es la que debería ser: esa no soy yo. La imagen que se puede observar en el espejo no es la que representa mi forma de ser, mis ideales, mis creencias, mis gustos... es tan solo la imagen de una chica que vive como puede y que aún intenta acoplarse a lo que su entorno quiere, o mejor dicho... a lo que su familia quiere. 
Por eso necesito irme, empezar de cero; formarme a mi misma. Y no falta mucho para que me vaya... tan solo un mes; un mes y seré... libre. 


Reacciones:

2 comentarios:

  1. mucha suerte (: Yo también llegué a ese punto hace tiempo, y hay que saber aprovechar ese darte cuenta de cuando las cosas deben cambiar y aprovecharlo ^^

    ResponderEliminar
  2. Me acabas de describir... a diferencia que yo no puedo decir que dentro de un mes seré libre.
    Me ha encantado, bueno... me encanta todo lo que escribes : )

    ResponderEliminar

Estaré encantada de leer todo lo que quieras decirme, siempre y cuando sea desde el respeto :)