martes, 9 de agosto de 2011

Yo, ellos: miedo.

Soy la típica persona que está encantada con su personalidad. Con sus rarezas, con sus manías, con sus virtudes... siendo crítica, irónica, realista aunque muchos me digan negativa. Siendo la clase de persona que siempre tiene algo que decir, que nunca se calla, que de justa a veces se pasa de tonta. Con mis gustos, pensamientos, creencias extravagantes. Con mi cambiante humor que a veces incluso parezco bipolar. Con mis emociones, las cuales salen a la luz con demasiada prontitud. Me gusta como soy por dentro pero hay veces... hay veces que de crítica, de habladora y de metiche (entiéndase esta palabra no como maruja o cotilla, si no como alguien que siempre tienen que meterse en todo para decir algo al respeto) paso ciertas barreras y al pasar esas barreras me siento una asquerosa y cabrona hija de perra. Me frustro por pensar que no tengo un límite, que no puedo no meterme y comentarlo todo. Y tengo miedo. Miedo de que en algún momento esas personas con las que paso el límite, también lleguen al suyo y digan: "Basta. Hasta aquí hemos llegado. No más. Me voy. Hasta nunca." Porque si esas personas son esa clase por las que lo daría todo... sin ellas... bueno, sería como si una parte de mi faltase. Estaría... incompleta. 


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de leer todo lo que quieras decirme, siempre y cuando sea desde el respeto :)